Sobre la situación política de Venezuela a finales del siglo XIX

septiembre 29, 2009

Finales del siglo XIX: Avances y retrocesos.

La política del “Quitate tu pa´ponerme yo”.

Atencion!!!

Cualquier parecido con la realidad NO ES pura coincidencia…

Los ultimos 30 años del siglo XIX en Venezuela estuvieron dominados por la ideologia del partido liberal o “amarillo” presente a traves de los distintos presidentes que gobernaron en aquella epoca. Durante estos años se decretó la instrucción pública, gratuita y obligatoria, se estableció el Bolívar de plata como moneda oficial y  se creó la figura legal del matrimonio civil entre otras cosas.

Inclusive, en 1892, estando Joaquín Crespo en la presidencia, se promulgó una nueva Constitución en la cual se decretó la elección libre, directa y secreta del presidente de la república. Sin embargo, no todos lo venezolanos podían votar.

A finales del siglo XIX Venezuela enfrentaba una grave crisis ecónomica debido a la caída de los precios de cafe en los mercados internacionales. Esta crisis tambien afectaba el aspecto político, y el liberalismo se encontraba en franca decadencia. El descompuesto gobierno de Ignacio Andrade ponía de manifiesto la decadencia del liberalismo amarillo. El poder reposaba en los lazos de amistad que el caudillo de turno pudiera mantener, las instituciones eran “simples formularios”, no existía una milicia nacional, la hacienda pública se encontraba endeudada…
Joaquin Crespo, el ultimo gran caudillo del siglo XIX, muere tratando de defender el gobierno de su pupilo ante los primeros alzamientos, con lo que el régimen queda “huérfano”. Este evento le abre el camino al “Mocho Hernández”, quien había sido el candidato ganador en las elecciones de 1897 y a quien se le había robado el triunfo descaradamente.
Ramón Guerra (el Brujo) es encargado por Andrade para hacerle frente a los alzamientos. La guerra se extiende, pero Guerra logra vencer al Mocho y la paz reina momentáneamente.
Cuando Andrade trata de promover una reforma constitucional, se le alza Ramón Guerra. Una vez mas el gobierno de Andrade sobrevive, pero las conspiraciones continúan. Según las palabras del propio Andrade, Venezuela vive apenas minutos de República.

“Reina, en suma, un desencanto evidente en relación con la conducta de la dirigencia. Se anhela un panorama diverso, la aparición de un fenómeno susceptible de provocar una mutación”(1)

La solución llega “atada a la peinilla de un hombre”(2). Cipriano Castro no presenta un planteamiento teórico o doctrinario diferente, simplemente se trata de la sustitución de un personalismo por otro, con la diferencia que la nueva forma es más autoritaria, con una clientela “compacta e inédita” .
Castro forma parte de un grupo de “campesinos decentes” que habitan “un cascarón de bonanza material” (3). En Los Andes:

“Existe pues una referencia hacia lo nacional, mas son fuertes en extremo las vivencias de lo próximo. Acaso por el aislamiento físico. Ellas determinan el predominio de los sectores y el repudio de las autoridades que usualmente impone el presidente de la República. A la vez, generan un sentimiento de dependencia y frustración… son forasteros quienes los gobiernan”(4)

_____________________

Citas textuales (1,2,3 y 4) extraídas de: Pino Iturrieta, Elias (1988). “Venezuela Metida en Cintura 1900-1945.” Cuadernos Lagoven, Caracas. P. 10

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: